martes, 29 de septiembre de 2015

AGUA EN MARTE

La gran noticia del siglo: se encontró agua en Marte. La noticia bomba que nos tiene fascinados.

Esta noticia me parece, además de una inutilidad y futibilidad absoluta,  una demostración más que la humanidad y en especial la comunidad científica han perdido el horizonte de la vida  y la sensibilidad humana. Que nos puede importar si hay agua en Marte o la luna  o cualquier planeta.

Un acueducto en nuestro planeta cuesta mucho dinero y trabajo; traer agua de Marte es simplemente irrealizable. Esto es por una parte. Pienso que detrás de todo ello se quiere demostrar si hay vida o no en Marte, lo cual sería una curiosidad estúpida humana por los costos que ello implica; millones de Dólares botados al cesto de lo inútil y fútil, por no decir otras expresiones más duras.

El futuro próximo y casi inmediato de la humanidad es sufrir fuertemente y hasta mortalmente la carencia cada vez mayor de fuentes de agua, sobre todo en países muy pobres (que hay muchos) en el mundo; infinidad de gente está sufriendo de esta carencia por mucha razones que no expondré como por ejemplo la tala indiscriminada de bosques sin reposición, únicamente con el fin monetario de vender madera. Es más que evidente que a nadie le importa si en esos países esa gente muere por falta de agua sin embargo estamos muy interesados en el agua de Marte.

Por otra parte, la contaminación de muchas fuentes de agua está haciendo prácticamente inservible  la utilización de ella tanto en países pobres como en países no tan pobres. El costo de tratamientos es elevado así como las políticas de prevención.

Los cambios climáticos están sumándose a esta situación.

En resumen, tenemos un problema gravísimo en el presente actúa, con el tema del agua la cual es fundamental para la vida humana.

Como dije más arriba, quizás la curiosidad de existencia de agua en Marte sea para vislumbrar si hay vida en ese planeta; como si ello fuese tan importante y relevante frente a la vida en el planeta Tierra que cada vez se vuelve más crítica por muchas razones: superpoblación, enfermedades de todo tipo, pobreza para pagar servicios e infraestructuras sanitarias y otras.

Si a todo esto le sumamos la propensión, tendencia  y hasta afición por las guerras (por lo menos en películas y televisión ocupa un gran espacio), las cuales causan muchas muertes e infelicidad, la situación en nuestro planeta presenta características patéticamente absurdas. La mayoría de las guerras tienen fines económicos y de poder y yo las considero absurdas.

La delincuencia y violencia cada vez mayor en algunos países causa más muertes que muchas guerras.

Los gastos mundiales en fabricación y compra de armamento son abrumadores, mientras se abandonan los aspectos más importantes para la vida en bienestar. El exceso de consumismo innecesario y vanidoso, no esencial está causando una fuerte degradación del medio ambiente y de las fuentes de agua, todo ello esencial para la vida adecuada que deberían tener los “seres racionales”, la fauna y la flora. La matanza de animales está causando extinción de muchas especies pero eso poco importa. Matar un elefante para ganar dinero con sus colmillos es aberrado y criminal, por ejemplo; sin embargo la insensibilidad humana nada de eso le llama la atención.


Realmente me cuesta entender cada vez más, muchos aspectos del comportamiento de nuestra raza. Eso sí, muchos están interesados en el agua y existencia de seres extraterrestres.

No hay comentarios: