jueves, 17 de diciembre de 2009

ENTROPIA SOCIAL III

En el mundo hay fundamentalmente dos tipos de seres humanos: los ambiciosos activos y los potencialmente ambiciosos; los primeros son muy luchadores y organizados; se buscan entre ellos y se organizan para lograr un fin común que generalmente son metas de poder y dinero; generalmente son líderes y están a la cabeza de organizaciones importantes. Un grupo pequeño de estas personas decide de una u otra manera sobre el destino de la gran mayoría.
Algunos de los ambiciosos activos, cuando tienen bajo nivel de escrúpulos, moral y ética llegan a ser muy violentos; incluyendo cualquier tipo de violencia (física, accionaria, de decisiones…).
Los ambiciosos pasivos tienen o bajo nivel de ambición o la tienen contenida o reprimida; puede ser también que la suerte del destino que les ha limitado de alguna manera. Generalmente, estos, tienen muy baja propensión a organizarse para el logro de metas de poder o dinero y generalmente son dominados de una forma u otra por los ambiciosos activos.
En cualquier nación del mundo se puede observar esta distribución estadística; los muchos son la masa inerte (sin ser peyorativos) y hay unos pocos que gobiernan, lideran y deciden sobre la gran masa. El colectivo tiene otra característica: aunque sea muy activa, cada individuo actúa individualmente para sus propios intereses. Esto no quiere decir que un funcionario del estado o de de una entidad empresarial no tenga intereses privados sino que ellos tiene que demostrar ante todo que el estado y la empresa está primero.
La masa generalmente se deja llevar y conducir por el sistema que han diseñado los pocos ambiciosos activos; se limitan a trabajar mucho pero son indiferentes a las injusticias del sistema. Para esta reflexión, defino sistema como la parte motora de una sociedad a la cual una gran mayoría de individuos le siguen bien sea por miedo, indiferencia, conciencia de masas (colectivo) o por rutina de no saber (o no querer saber) que pueden existir otros sistemas que les beneficiarían enormemente.
En vista que los ambiciosos activos tienen gran capacidad y propensión para organizarse, los subsistemas sociales que ellos conforman o integran posee una entropía social bastante baja; esto significa que el nivel de información de su organización está bastante bien definida y con bajas probabilidades de estados organizativos posibles inesperados. La organización o estructura del estado dentro de un país más o menos perdura y tiene pocos cambios; lo mismo ocurre con organizaciones empresariales. Esto no debe interpretarse como si fuesen poco dinámicas o inflexibles o que no tienen cambios al paso del tiempo; se quiere decir más bien que el esquema de mando jerárquico es perdurable; hay una estructura piramidal para la realización de todas las actividades; por eso hablamos de entropía baja.
La entropía social del subsistema social colectivo o de la gran masa es mayor en comparación a la anteriormente descrita; la razón de ello es que está conformada por una inmensa cantidad de entes sociales y comerciales que no tiene relación jerárquica entre ellos; aunque existiesen infinitas organizaciones comunales, nunca estarían bien organizadas entre ellas desde el punto de vista jerárquico; al final serian absorbidos y dominados por la organización del estado.
En un momento dado el estado o una organización empresarial puede disponer de una inmensa información acerca del colectivo; pueden tener estadísticas y pueden conocer detalles sociales a través de sus niveles jerárquicos bajos.
Para el colectivo es muy difícil cambiar de sistema porque no tiene las estructuras organizativas y de relaciones jerárquicas; además, no dispone de información útil al alcance de todos en un tiempo corto.
En el subconsciente, el colectivo sabe esto y por ello mantiene una postura de resignación que solo mitiga el trabajo excesivo y la indiferencia. Quizás a todo esto se deba la estratificación y la diferenciación de clases sociales.

3 comentarios:

mjt dijo...

Este es un tema recurrente en mi mente. Seguiré dándole vueltas, tengo que meditar más tus conclusiones que me parecen más que sensatas. Un abrazo.
Deseo pases unos días de lo más felices, dentro de la medida de lo posible.

Mara dijo...

mjt, te deseo que el año que viene te colme de lo mas maravilloso que sea posible
tu amiga MARA

mjt dijo...

Definitivamente estoy de acuerdo. Ahora seré "mala" preguntándome ¿Que tendrá ese colectivo conformista? - ¿Sera necesario para que los más ambiciosos se sientan MEJOR? (aunque se sabe que esto no tiene por qué ser cierto) El ejercicio de la voluntad, en cualquier dirección, suele ser la clave del éxito en el sector que uno la emplee.
Soñemos, pues, con la voluntad de sentirnos felices.