sábado, 24 de octubre de 2009

ENTROPIA SOCIAL II

ENTROPIA SOCIAL

PARTEII

Habíamos visto que la entropía es un concepto que implica la mayor o menor dispersión del arreglo de los elementos de un sistema o dicho de otra manera, del mayor o menor grado de orden de un sistema; cuando un sistema está en orden se requiere de poca información para definirlo, pero si el desorden es grande la información requerida es mayor porque los estados posibles son mayores; un sistema es cualquier cosa que se quiera analizar: un gas comprimido en una botella, el mismo gas descomprimido hacia la atmosfera, un grupo de nubes, una familia, un grupo social, una sociedad, un material radioactivo o su descomposición en una explosión atómica
El cosmos es flojo, perezoso, le gusta la comodidad y por tanto, le gusta el equilibrio; el fin del universo será ese; un huevo estando entero tiene una entropía menor que si se lanza contra el piso. Todos los sistemas ordenados están en desequilibrio (son inestables) y tienden a descomponerse y cambiar de estado: tienden al equilibrio; para posponer el estado de equilibrio, el sistema debe hacer un esfuerzo organizado suministrando energía externa a él.
El equilibrio implica generalmente el no retorno hacia atrás o hacia las condiciones anteriores (condición irreversible). Pongamos un ejemplo simple: se hace una edificación la cual tiene diversos y múltiples materiales; cuando se inaugura todo esta bello, impecable, hermoso, atractivo: todo está en orden y la estética está en su más elevado grado; a medida que transcurre el tiempo comienzan a aparecer deterioros y lo que antes era bello, armónico y hermoso, ya no lo es; oxidación en metales, rotura de enlucidos, las pinturas dañadas, los plásticos descompuestos, aparecen grietas y con estas la destrucción del material. ¿Qué se debe hacer para contrarrestar esta propensión al desorden?, lo único que se puede hacer es reparar, refaccionar, sustituir materiales y en general dar mantenimiento; claro está, todo ello requiere suministrar mucho trabajo (energía) para retornar a las condiciones originales.
Dentro del cosmos las únicas criaturas que se “oponen” (no que la venzan) a la tendencia del equilibrio o máxima entropía son las criaturas vivientes incluyendo, por supuesto, a los seres humanos que son la cúspide. Una comunidad de abejas es un sistema social ordenado con beneficios para la especie pero que está en constante desequilibrio. Las abejas deben trabajar mucho para disfrutar de ese orden (requieren de mucha energía). El ser humano es la única criatura del cosmos que se propone conscientemente procesar información para su beneficio.
El lenguaje humano es una expresión más de la entropía, solo que en el nivel puramente informático.
El ser humano es capaz de contrarrestar hasta cierto punto una enfermedad, deterioro y muerte de su cuerpo; desarrolla antibióticos, vacunas, medicinas y tecnología.
El ser humano crea orden cuando provee de viviendas, acueductos, hospitales, gasoductos, refinerías de petróleo, gasolina para transporte, producción alimentaria masiva, plantas generadoras de energía, distribución y suministro de energía eléctrica a las viviendas, redes informáticas (internet), desalinización del agua del mar para consumo humano y animal, energía atómica para beneficio humano, protección de la fauna natural basada en tecnología, tecnología médica que evita un infarto, un colapso hepático, una pérdida de riñón, medicinas de todo tipo para mejorar la calidad de vida de humanos y animales y, muchos aspectos más. Nada de todo esto se puede producir espontáneamente, por tanto, el ser humano puede crear orden y llevar un sistema a grados de entropía más bajos, por supuesto, a costa de suministrar energía de otra fuente externa y con “arreglos ordenados” (inteligencia).
La naturaleza doto a los humanos para hacer todas estas proezas.
Una vez planteadas y expuestas todas estas maravillas y dotes del ser humano para crear orden frente al cosmos, vienen las preguntas desconcertantes, inexplicables, aterradoras y hasta desilusionantes. ¿Por qué existe un mundo de exquisitos exuberantes placeres, de fabulosos hoteles, majestuosos cruceros, imponentes mansiones, alucinantes restaurantes, coches de ensoñación, hipermarkets con fabulosos alimentos estrambóticos (hígados de patos, creadillas de cordero, sesos de res, higaditos de ganso ….), súper tiendas de sofisticados e inútiles electrodomésticos, mega librerías, tiendas de ropa de moda de ensoñación, individuos ganando depravadas , desproporcionadas y grotescas cantidades de dinero y, paralelamente vemos un mundo de personas que comen 250 gr. de semi alimento cada tres días, plagados de las peores enfermedades, sin energía para luz y poder cocinar, viviendo entre basura y excrementos y lo mas irónico es que muchas de esas naciones tienen inmensas riquezas que no pueden disfrutar para su desarrollo porque otras naciones se las roban. El 95 % de la riqueza del mundo está en manos de un 3 % de la población mundial. ¿A qué se debe este absurdo desequilibrio de la humanidad?. La mayoría de los países están cargados de un quiste de políticos que solo trabajan para ellos mismos y para los grandes grupos económicos. ¿Qué negatividad le está ocurriendo a la humanidad desde hace miles de años?; ¿para qué le sirve esa poderosa arma que es la inteligencia, supuestamente para crear un orden armónico para todos?; ¿Por qué el ser humano, que puede disminuir la entropía del mundo y aumentar el orden, causa tanto desorden y destrucción irreversible a la naturaleza?; ¿por qué la humanidad invierte inmensos esfuerzos y tiempo por resolver el drama humano y nunca resuelve nada?; ¿Por qué el ser humano es tan contradictorio?. Quizás esta sea la paradoja más impresionante que hay.
Veo solamente una respuesta a todo esto: el ego y la individualidad humana (el individuo como una partícula social aislada) que mediante el pensamiento gira afanosamente alrededor del miedo y del placer.

7 comentarios:

mjt dijo...

Repito, encantada de descubrirte y leerte. Todo un placer saber que existen mentes pensantes como la tuya.

Mara dijo...

mjt, gracias por tus elogios pues para ser franca me animan mucho.

Lino dijo...

Vale, de acuerdo. Un sistema desordenado, requiere de mucha información para describirlo, ya que en si mismo no posee apenas. Un sistema que contenga información, no requiere de información adicional para ello, ya que se autodefine lo suficiente.

Creo que el problema que planteas al final, es el que la humanidad viene manteniendo desde su existencia como tal: la dualidad individuo-colectivo.

Las desigualdades que hay sobre el planeta son debidas al individualismo en el sentido de que la humanidad entera no se autocomprende como una sola entidad.

Sin embargo, por otro lado, ese mismo egoísmo, orgullo o simplemente dignidad del individuo frente a los abusos de una minoría, ha permititdo en determinadas zonas de la tierra que las personas hayan logrado organizarse como pueblo de diversas formas, unas más respetuosas con el individuo que otras. En todo caso, han logrado de una forma u otra que la riqueza y los recursos se distribuyan mejor.

Cuando esto se logre para todo el globo, se habrá conseguido la posibilidad de gestionar de forma racional los recursos del planeta. Esa posibilidad dependerá por supuesto, de quien ostente el mando: una cúpula política o un gobierno democrático.

saludos

Mara dijo...

LINO, muy buena exposición y estoy de acuerdo contigo; quizas pueda añadir lo siguiente: todos los individuos de todos los pueblos tienen ego; el asunto es que unos pueblos organizan el ego en el bien colectivo y hay otros pueblos en los cuales cada individuo va en su propia direccion.
Un saludo

juancarlos dijo...

Hola,
Yo desde hace tiempo escribo solo para mi un libro con el mismo titulo entropia social , y por curiosidad puse en google el titulo y aparecio tu pagina.... me resulta interensate pq si saber nada antes , hemos pensado cosa muy parecida... cambiare mi titulo aun no tengo terminado totalmente el libro.

saludos
juan carlos desde madrid

Karem Yoli dijo...

Muy bien todo pero lo que puedo decir a tus cuestionamientos de porqué el ser humano genera este caos organizacional en la justa repartición del pan y de los bienes, es sencillamente que eso que llamas egoísmo debe ser una manifestación más de la entropía que nos rige universalmente. En todo caso podría hasta decirse que no somos del todo seres libre e inteligentes, de algún modo estamos fisiológicamente regidos por una entropía que actúa sobre nuestra lógica acelerando el equilibrio (la muerte y fin) de ese otro grupo de entes biológicos (el 97% que es pobre)a fin de proveerse del mayor desequilibrio (larga y buena vida) a costa de los demás. Somos "malos" porque simplemente creamos aumento de entropía en otros, pero al fin sólo actuamos como nos predispone la naturaleza. ¿O es que tú regalarias todos tus millones a toda África? Piénsalo.

German Gabriel Rincon dijo...

Hola, gran articulo, solo para comentar a Karem Yoli que una igualdad con entropia social baja no se refiere a que de la nada los ricos regalen el dinero a cambio de nada... es mucho mas profundo que eso.. comparto la opinion de lo que dicen arriba con respecto a que el rpbolema es la dualidad individuo-colectivo y se ve con tan solo mirar las bases de los 2 sistemas economicos de la actualidad, uno tendiendo a la reduccion de la entropia en igualdad social y el otro a aumento (capitalismo, comunismo) y lamentablemente lo que hace mas activo al primero que al segundo es la competencia es decir el ego que para mi no es mas que una mutacion del instinto de supervivencia individual de los seres vivos, defines al egoismo como una menifestación de la entropia que nos rige universalmente.. no coincido en absoluto ya que el egoismo no tiende a la entropia...es totalmente al reves, el egoismo tiene al desequilibrio con el entorno, es decir que tiende a tener una entropia baja.