viernes, 25 de septiembre de 2009

EVENTOS Y REALIDAD

Todo evento tiene una causa; la ocurrencia de un suceso siempre tiene una causa y si no la tuviese no existiría el evento ni el suceso; podría existir de manera subjetiva en la mente de una persona pero nunca sería un evento objetivo y real. Por ejemplo, una persona puede alucinar y confundir una cuerda con una serpiente la cual puede causarle gran temor; el evento imaginativo existe solamente en la mente de esa persona y no es real para otras personas que estén junto a él. Un evento es parte de una relación pues si no estuviese relacionado no sería evento; de hecho, ningún evento puede existir aislado.
En una época de la historia, cuando no se encontraba explicación a un evento o suceso se le atribuía a la voluntad de dios y por tanto dios era la causa del suceso: las religiones aprovechaban las circunstancias para llamarlo milagro. Si yo pudiese transportarme en una época primitiva pasada con algunos artilugios tecnológicos comunes de hoy en día (linternas, armas, radios, televisores), la gente de esa época diría que yo estaría haciendo milagros; evidentemente ellos no tendrían capacidad de explicación a tales eventos. De igual manera, hoy por hoy, la gente común no tiene explicación a muchos eventos que ocurren, sobre todo, en el ámbito de lo económico; esto se debe a que no disponemos de la tecnología ni la información para podernos explicar muchos sucesos que ocurren. Por cierto, en la triste época del oscurantismo, los individuos no estaban conscientes de lo que estaban viviendo, solo unos pocos “privilegiados” sabían lo que estaban manipulando y lo que estaba sucediendo; para la gente común, esa forma de vida era natural y normal (eso ocurre por aceptar sin comprender).
Hoy en día la humanidad (más que nunca en la historia) es manipulada por fuerzas humanas ocultas y soterradas con la finalidad única y exclusiva de lograr básicamente un fin: el dominio económico o el poder (quizás sean lo mismo); existen muchos medios para lograrlo: los medios de comunicación y la política están entre los más eficientes.
Actualmente, el individuo no encuentra explicación a muchos eventos que ocurren, muchos de los cuales le afectan directamente de manera drástica y dramática. No encuentra explicación por dos motivos fundamentales: por agobio o por desviación de la atención (distracción) hacia medios de entretenimiento (en muchos pueblos la desviación de la atención llega a ser religiosa).
Cada día se acelera más el proceso de acumulación de poder y dinero en pocas manos y cada día aumenta más el número de individuos a merced de la tecnología de la manipulación.
Más que nunca, el síndrome de la flauta de Hamelin está más vigente que nunca. Ruidos sonoros atrayentes (mensajes sociales) mueven a muchos individuos de la sociedad hacia las metas disfrazadas de los intereses ocultos.
¿Qué relación tiene todo lo expuesto con la filosofía?; pienso de manera ferviente que lo más grande que puede tener un ser humano es ver y comprender la realidad; esta, es distorsionada por la causa que sea, sin embargo debo interesarme en descubrirla y llegar a ella; son muchos los factores que nos condicionan y nos distorsionan la realidad, separándonos de la verdad. Cada quien en esta vida tiene la potestad de ignorarla o acercarse a ella; es lo grandioso de lo único e individual.

2 comentarios:

Malo dijo...

Hola Mara, te felicito por el estupendo blog que tienes. me ha llamado poderosamente la atención un par de cosas, que vienen a cuento de mis últimos posts en mi blog: La hipocresía y los acontecimientos, si deseas, échaeles un vistazo:

http://malomalisimo69.wordpress.com/2009/09/24/la-hipocresia/

http://malomalisimo69.wordpress.com/2009/09/27/deja-vu/

Te envío un saludo afecutoso.

MaloMalísimo

Mara dijo...

MaloMalisimo: Excelente tu blog y de ahora en adelante estaré pendiente en seguirlo; hay temas de la naturaleza humana que tienen poca aceptacion y precisamente, a mi modo de ver son los mas importantes porque opacan la realidad (la que tanto deseamos conocer y al mismo tiempo hacemos de todo para no conocerla).
Un saludo