sábado, 20 de abril de 2013

SOCIOPATÍA, EMPATÍA Y POLÍTICA



Pretendo en este articulo explicar varios términos y en especial la relación que hay entre ellos dada la importancia y las consecuencias  trágicas y fatales que implican, sin sentimientos de exageración, sobre el colectivo social, sobre su paz y tranquilidad. Los efectos y consecuencias de un psicópata en el poder siempre son las tragedias más grandes que pueda sufrir una sociedad.

Comenzaré con una breve descripción del perfil psicológico denominado psicópata o sociópata; significan lo mismo pero Europa utiliza una denominación y USA utiliza la otra.

1-¿Qué es un psicópata (sociópata)
Los síntomas más destacables y generalizados son:
No son fiables ni confiables.
No son sinceros: son falsos en la medida que puedan.
Algunos son muy simpáticos y atrayentes.
No sienten la vergüenza porque el alter ego está totalmente distorsionado dentro del entorno social y cultural.
Nunca tienen remordimiento por malas acciones hechas por ellos.
Son absolutamente insensibles a los sufrimientos demás seres humanos.
No aprenden de la experiencia sino más bien la improvisan.
Tienen un egocentrismo enfermizo y todo tiene que centrarse hacia ellos.
Son incapaces de amar en el sentido que la mayoría de los que nos consideramos normales entendemos.
El sentido del afecto que tienen siempre es utilitario, para beneficio de ellos.
Tienen conductas extravagantes, fuera de lo normal en determinada cultura y no sienten sentimientos de vergüenza.
Vida sexual impersonal, frívola y poco estable.
Los psicópatas son depredadores sociales de su propia especie que utilizan el encanto, la manipulación, la intimidación y la violencia para controlar a los demás y satisfacer sus propias necesidades egoístas.
Necesitan llamar la atención de cualquier modo. Proclives a los comportamientos histéricos. Delinquen a través del engaño o el ardid.
Faltos de conciencia y de sentimientos hacia los demás, toman con extraordinaria sangre fría lo que les viene en gana y cuando lo desean, violando las normas y expectativas sociales sin el menor sentimiento de culpa ni remordimiento alguno.
Es impulsivo, violento e incapaz de entablar relaciones afectivas duraderas, sin olvidar que goza con el dolor, no siente culpa.

La mayoría de los analistas mentales han concluido que lo más representativo de esta condición es su carácter marcadamente antisocial e incorregible.

Los psicópatas no pueden relacionarse con personas normales ni sentir remordimiento, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen cualquier otro objeto, las utilizan para conseguir sus objetivos: la satisfacción de sus propios intereses.

Además, los psicópatas tienen como característica el tener necesidades especiales y formas atípicas de satisfacerlas, que en general implican cierta ritualización. El acto psicopático hacia el otro se configura mediante la necesidad del psicópata y su código propio, que desde su punto de vista lo exime del displacer interno.

El  psicópata se sobrevalora en extremo por tanto son megalómanos e histriónicos.
Utilizan las debilidades de los demás para beneficio propio.

Sienten extremo miedo a la muerte y como contrapartida, se siente eternos.
Como carecen de un superyó siempre cometen actos delincuentes y perversos sin remordimiento alguno.
Aparentan amor y cariño hacia su familia y personas más cercanas pero es todo una falacia e hipocresía. El psicópata está incapacitado para amar a los demás.

Los psicópatas son mentirosos compulsivos y le achacan a otros el mal del mundo.
La mayoría de psicópatas son histriónicos, comediantes y fanfarrones. Tienen un gran encanto y una gran capacidad verbal (verborrea); muchos de ellos logran dar discursos que duran horas.

El psicópata hace daño a los demás para sentir una satisfacción de su autoestima, sin remordimiento ni sentido de culpa alguna. Un psicópata es incorregible y no tiene cura.


Muchos psicópatas son seductores y embelesan a sus víctimas; logran convertirse en líderes religiosos o políticos porque conocen las debilidades de sus víctimas.

El psicópata es encantador, simpático, un actor mágico, cuando es un psicópata relacionado con las masas sociales.

El psicópata sabe captar las necesidades sociales y las manipula para sus propios intereses de su ego destrozado.

La psicopatía abarca muchos aspectos más que no estoy en capacidad de explicar; por ejemplo, hay muchos grados y tipos de sociópatas; con esto quiero ir al meollo de lo que quiero expresar y me refiero específicamente al campo político: se da el caso que muchos presidentes que han sido elegidos por vías democráticas legítimas no cumplen con sus ofrecimientos de su campañas electorales. Una vez instalados en el gobierno muestran lo que realmente son: insensibles al sufrimiento de los demás, indiferentes a los graves problemas que puedan suceder tales como el desempleo, mucha gente pasando hambre, desahucios inclementes y crueles, insensibilidad a la asistencia y atención a los servicios sanitarios (salud), indiferencia supina a los pensionados y personas de la tercera edad, indiferencia frente el futuro de incertidumbre para los jóvenes que se esforzaron en estudiar y ayuda descarada y desvergonzada a los grupos económicos poderosos causantes de las crisis económicas. Estos gobernantes, por más cara de serios y de gran talante que tengan, son igualmente sociópatas por su insensibilidad al sufrimiento del colectivo social.

Una vez definido y explicado el término del individuo sociópata o psicópata quiero entrar en el tema de la empatía, el cual en lo personal me parece muy impactante e interesante.

2-¿Qué es la empatía?

La definición de la RAE se refiere únicamente a los seres humanos sin embargo  la naturaleza está plagada de infinitos ejemplos que demuestran que el termino empatía es muchísimo mas amplio; tanto es así, que hay empatía tanto en el mundo de lo muy pequeño como en el cosmos.

Los electrones tienen afinidad con los protones, las partículas de materia no tienen afinidad con las partículas de antimateria, a los toros y vacas les gusta estar juntos, los toros no buscan a los cerdos, los cerdos no se reúnen con los canguros, las moscas no se juntan con los mosquitos y asi hasta el infinito. Por cierto, un caso excepcional de empatía existe entre ciertos animales y el hombre, por ejemplo los perros, gatos y delfines.

La empatía es una fuerza misteriosa de atracción. Yo en lo particular le rehúyo a individuos violentos, soeces, intolerantes y chabacanos pero estos si se buscan entre ellos.
Tanto los líderes religiosos como políticos tienen el poder del discurso que tiene un efecto casi mágico sobre un conjunto de individuos; entre el líder y sus seguidores hay una relación de empatía y se sienten identificados. El poder de la palabra de esos líderes prácticamente ejerce un poder casi hipnótico sobre sus seguidores; de hecho se dan comúnmente muchos casos de estados de trance.

El fenómeno de la empatía se extiende y aplica con graves consecuencias desde el momento que un psicópata llega a gobernar a un país. Inmediatamente se le acercan para ayudarlo a gobernar muchos otros psicópatas que normalmente estaban en el anonimato; de esta manera empática, el psicópata se rodea de de sus afines y el gobierno se convierte en una “Patocracia”.
En estos momentos actuales hay varios países en el mundo sufriendo estas tragedias y desgracias.

3-Consecuencias en una sociedad gobernada por unos sociópatas:

La gran pregunta y reflexión es la siguiente: ¿Cuáles son las consecuencias para una sociedad o país cuando el gobernante es un psicópata carismático al igual que sus colaboradores?

La respuesta no amerita análisis por lo evidente que es: simplemente ocurre una tragedia y desgracia inimaginable.  La historia mundial mas reciente nos demuestra el sufrimiento y desgracia que han sufrido muchos países bajo el mando de sociópatas. Las consecuencias son infinitamente más devastadoras que las que producen un tsunami, terremoto o huracán.

Son mucho peores porque afecta de manera radical el comportamiento psicológico de la sociedad.
Muchos países bajo estos desgraciados e deletéreos gobiernos sufren crisis económicas indescriptibles, hambrunas al por mayor con muertes hasta de millones de personas, violencia, degradación moral, pérdida total del estado de derecho, injusticia generalizada, violación permanente de los derechos humanos, represión radical, abusos judiciales contra disidentes, violación absoluta a la libertad de expresión, saqueo del erario público, eliminación de los medios de comunicación opositores, políticas populistas degradantes a la naturaleza humana, apego desmedido y patológico por el poder, depravación absoluta de sus gobernantes y muchas barbaridades mas que no cito por lo extenso.

La democracia de los últimos tiempos es muy vulnerable, frágil y propensa a caer en estos regímenes sociópatas porque muchas veces el colectivo social ha sido burlado por gobiernos anteriores, supuestamente democráticos, dando como resultado: el rencor y el resentimiento social.

Estemos alertas y no seamos necios: “el lugar más oscuro del infierno está reservado para todos aquellos que son indiferentes”, Dante Alighieri.

2 comentarios:

emejota dijo...

Muy en tu linea. Simplemente genial y detalladísimo. Con tu permiso me lo llevaré al "Otoño.... ", más adelante, de momento siento que necesito algo de reposo, vamos a ver si consigo parar este carromato. Besos.

Tony dijo...

Mara, te leo y te doy todas las razones del mundo, mas, que pasa, no se enteran, no saben, no tienen cultura, no sirven para nada, eso si, todo lo que tu bien describes del ser extraño y ajeno a la conciencia del bien común, suele ser el que dirige, pero pienso que a veces, la culpa es nuestra o de una inmensa mayoría, por dejar que así sea, porque según ellos, fueron elegidos. Un abrazo.