miércoles, 14 de enero de 2009

El bicho extraño

Por allá va una persona que esta consciente de su ser, sabe lo que es y no se hace ideas fantasiosas de lo que es, no tiene ninguna creencia ni ideología, no abraza ninguna religión, por las fibras de su cuerpo tampoco vibra el venenoso nacionalismo que tanto daño ha causado a la humanidad, no es de derecha pero tampoco es de izquierda ni centro y para muchos esta posición es incompresible; tampoco de arriba ni de abajo, ni se inclina por política alguna; ¿para que?; no cree en rituales ni en costumbres esclavizantes, por mas hermosas que pudieran ser, y esta libre de cualquier doctrina; atadora, esclavizante, sometedora.
Quizás algunos podrán decir que por sus venas corre zumo de limón, de horchata o de anón.
Sabe lo que es el mundo que ve y que no ve, y sabe lo que son los sentidos y las percepciones; sabe lo que es el mundo donde vive y existe; sabe que es una ilusión y una alucinación y también lo que realmente se esta viendo y que son los colores, los sabores, olores y el sonido.
Entiende el por que de todas las creencias y sabe que la realidad es difícil de expresar y entender y, sabe que es mas fácil idealizar que vivir la verdad; al igual que vivir ilusionado y no estar en la realidad.
Conoce muy bien el porque de la ambición y el caos en que vive el mundo, la miseria, la opulencia, la vanidad, la envidia, la avaricia, el interés y la manipulación; conoce muy bien la violencia, el odio y lo que muchos llaman amor pero que no es amor; sabe porque un individuo le roba a otro y hasta mata y sabe porque los hombres asesinan y aderezan con crueldad; sin embargo, lo mas importante que sabe es lo que significa la compasión.
Sabe que es el placer y que es el dolor; sabe el por que un individuo desea drogarse y sabe el por que un individuo siente gratificación al ser reconocido por los demás.
Entiende el por que un individuo siente soledad, siente ansiedad y angustia y asco por el vivir; sabe el por que muchos esposos y esposas hablan de amor cuando de por medio hay traición, infidelidad, violencia y mentira; el ha visto y conoce el por que hay violencia entre los niños de los colegios y los que no están en colegios; sabe el por que hay bandas armadas de delincuentes en barrios bajos y no bajos; ¿Cuánta gente en el mundo sabe esto, de verdad?
Caso curioso, y por favor no le tilden de sabiondo, él sabe porque una mágica maquinita con pantallita de hermosos colores fascina e hipnotiza a un niño; pocos lo saben de verdad.
Sabe el por que las sociedades trabajan compulsivamente, de manera desenfrenada y desmesurada; sabe el por que los individuos y las sociedades trabajan mucho mas de lo necesario y producen excesivamente mas de lo necesario; y sabe el por que para muchos individuos el trabajo es lo mas importante y la vida queda relegada al desperdicio; y sabe que hay oculto debajo de eso llamado sistema, que bien complicado, oscuro y artero es.
Sabe el por que para muchos individuos el dinero es lo mas importante, incluso que la vida misma; ¿no es la gran pregunta primigenia y fundamental, dejando a un lado, por los momentos, el asunto filosofal?.
Él sabe el por que un individuo dice: yo y mi cuerpo, yo y mis pensamientos, yo y mis problemas, mi sufrimiento (el de los demás me importa un pepino), mi felicidad, o que dice: yo que deseo diferenciarme de los demás.
Sabe el por que un individuo dice: creo en Dios, y ¿tu? , a ver!, ¿crees en dios?
Sabe el por que un individuo dice: yo y los demás, lo mío y lo tuyo, mis problemas y tus problemas, mi bienestar y la destrucción de la naturaleza, mi país, mi raza, mi religión, mi bienestar primero y la pobreza del mundo me importa un comino, mis creencias son las verdaderas y las absurdas creencias son las tuyas y las de los demás.
Sabe el por que un individuo dice: yo soy amo y señor, y los demás esclavos de la gleba; sabe el por que un individuo dice: yo necesito tener exceso de dinero.
Sabe el por que un individuo dice: yo necesito destruir a muchos pueblos y a sus ambientes para tener riqueza y poder y que se mueran y pudran esos oscuros seres que están por allá, pisando las infinitas riquezas que me pertenecen; y sabe por que ellos quieren riqueza y poder. Muy pocos en este mundo saben que es la avaricia.
Sabe el por que un individuo tiene que destruir animales y naturaleza para su gratificación y beneficio propio y sabe porque hay individuos que dicen trabajar desinteresadamente por los demás y por amor y al final, es mera ambición.
Sabe el por que un individuo sacrifica su vida dedicándola a Dios y al mismo tiempo comete aberraciones; sabemos de que estamos hablando (¿no es verdad?) y sabemos que hay complicidad y furtiva aceptación, claro esta, por parte de unos cuantos ilustres y distinguidos de la sociedad.
Sabe de las imperfecciones, indolencias y corrupción de los gobiernos y de sus gobernantes y de las hipocresías entre países.
Y sobre todo sabe porque la gente no sabe. Lo más grande en este mundo, es saber porque la gente no sabe.
Sabe además, que todo esto que sabe no es asunto de vanidad y que todo ese saber, todo ello, es un acto instantáneo de comprensión. Sabe también que lo que sabe no es un acto de creencia y fe.
Sabe que ese saber no es un transcurrir del intelecto que ni depende de él.
Hay que dudar, no se debe aceptar y no mas, hay que deglutir la realidad, lo que me inyecten en mi cerebro cuando niño, lo debo reflexionar.
El solamente ve y comprende; el no razona desde la tribuna de las mentiras arregladas, solo sabe y comprende; ve y comprende a aquel que sufre y porque sufre y su comprensión toma un instante tan pequeño de tiempo que no depende del tiempo.
Él no defiende puntos de vista ni posiciones; él solo observa y por eso, él sabe.
Él no razona para comprender por que sufre la gente; él los mira, siente compasión y no puede hacer nada pues el sufrimiento de ellos no depende de él, solamente es de ellos.
Él es odiado por muchos porque no pueden compartir su modo de vida y también es admirado por otros que aunque no lo comprenden respetan su modo de vivir.
Algunos lo llaman el bicho extraño.

2 comentarios:

Luc dijo...

Él sabe demasiado. Hasta diría que no es ni humano ni genuinamente racional. La racionalidad, pese a lo que puedan creer otros modernos como yo, está ligada a ciertas afecciones. De modo que si es un humano, en principio, no puede saber todo eso y aún más, si lo supiese difícilmente lo aceptaría.
Si lo conoce, por favor dele mi mail que tengo unas cuantas preguntas.

Un beso

SoL LuNaR dijo...

me he sentido identificado con el bixillo extraño ese...sin duda quien lo escribió es un gran ser. Gracias por compartir el texto.